Escrito por Tendenzias

Radiador de aceite

La principal diferencia entre los radiadores de aceite y los tradicionales estriba en la fuente de alimentación, el combustible. Los calefactores de las calderas usan la combustión del gas, energía solar, o usan la energía eléctrica. El aire de alta temperatura se forma dentro de las calderas, circulando por los conductos hasta los calefactores. En el interior transita agua a altas temperaturas y de ésta forma se consigue  un ambiente debidamente climatizado.

En los radiadores de aceite es distinto, son individuales y no se conectan a ninguna caldera. Se alimentan de aceite para conseguir obtener calor. Los que mejor relación tienen entre la calidad y el precio en la actualidad son los de aluminio, estos son fáciles de lavar porque presentan un acabado lacado. Hace algunos años algunos fabricantes ofrecían modelos de tipo portátil, sin embargo continuaban teniendo demasiado peso para ser transportados.

Con los años, los calefactores de aceite y las antiguas estufas fueron siendo sustituidos por los actuales sistemas tecnológicos que de momento presentan más prestaciones. Es normal, puesto que tenemos posibilidad económica para estufas en las que la temperatura se regula de manera automática., poseen llaves de seguridad en su estructura, condensadores del calor, etc. Esto no significa que los radiadores de calor hayan desaparecido del mercado. El secreto para conseguir un funcionamiento óptimo de estos aparatos consiste en mantener la temperatura del aceite interno controlada, de esta manera conseguiremos una mayor eficiencia. La temperatura desbordada genera que las propiedades lubricantes que posee el aceite se degeneren, produciendo daños en las piezas internas del radiador.

Radiador de aceite
45 votos
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos