Escrito por Tendenzias

Calentadores de Agua

Cuando comienza la temporada de bajas temperaturas, la calefacción es sin lugar a dudas un elemento fundamental y vital para nuestro bienestar y el de nuestra familia. En este contexto la calefacción por agua caliente se ha transformado en la actualidad en una opción recurrente para satisfacer las necesidades de este tipo de servicios. El sistema más utilizado es el que aquel compuesto por una caldera , desde donde se conectan cañerías que conducen el agua a radiadores diseñados especialmente para ser instalados en las diversas habitaciones de nuestro hogar u oficina.

La calefacción de agua trabaja con este último elemento como calor-portador que se distribuye a través de las diversas cañerías a los radiadores que nosotros decidamos disponer en nuestro hogar los cuales emiten el calor hacia los ambientes. El agua es un componente barato y común en casi todas las edificaciones, y es conductor predilecto del calor, por lo que requiere de mucho menos esfuerzo para transmitir y transportar la energía del calor.

Por lo general estas calderas funcionan con gas que calienta el agua y que además es posible que nos provean de agua caliente sanitaria. Los materiales de las que están compuestas, son básicamente elementos de aluminio que permite un alto rendimiento y un funcionamiento de gran confiabilidad. Mientras que las cañerías por donde se conduce el agua son de polímeros isotácticos con una película de aluminio que le aporta una larga vida útil.

Ventajas de la Calefacción por Agua

Este sistema de calefacción, es considerado mundialmente como uno de los más cómodos y saludables.  De bajo peligro, dado prácticamente por que las calderas, frecuentemente se instalan en lugares diferentes al que necesitamos calentar, por lo que se puede ventilar sin ningún problema.

Otra de las ventajas que tiene este sistema, es que mientras mayor sea el tamaño de la caldera, permitiendo una mayor potencia, mejor será el rendimiento que esta obtenga. Así mismo la misma caldera puede ser utilizada para un solo usuario en un hogar, lo que conocemos como calefacción centralizada individual, o bien, para todo un edificio. Esta última conocida como calefacción centralizada colectiva.

Por otro lado, la calefacción por agua, no produce polvo, manchas de humedad ni la suciedad tan típica de otras combustiones. Por lo que es un calor higiénico, silencioso y que se puede regular a nuestro gusto y de manera estable en cada ambiente.

Calefacción de Agua con Energía Solar

La energía del sol, es un recurso que se puede aprovechar en casi cualquier parte del mundo. Debido a la crisis medioambiental en el mundo, se han explorado nuevas fuentes caloríficas para suplir las necesidades de calefacción de las personas en el mundo. Es así como recientemente se ha estado utilizando en la vida cotidiana un sistema que genera el calor para el agua a través de una serie de paneles solares puestos en el techo de nuestro hogar. Por lo general este método solar es utilizado para calentar piscinas, saunas o jacuzzis generando un alto ahorro en la economía de sus usuarios.

Son varios los sistemas del tipo solar térmico para el calentamiento del agua, tanto para la calefacción como para el uso sanitario. Tenemos por ejemplo el agua caliente con termosifón, un sistema sencillo donde el colector solar tiene un depósito de agua  que permite llevar el agua directamente al grifo de la vivienda por acción de la gravedad. La desventaja es lo pequeño del depósito, lo cual no rinde para mucho uso.

Luego encontramos aquel sistema de placas planas que utilizan un sistema hidráulico con control electrónico y ciertos circuitos que permiten hacer circular el agua para las diversas necesidades. También tenemos el sistema de calentamiento de agua con mecánica solar a través de tubos de vacío el cual atraviesa el colector y el líquido en el interior acumula el calor solar, el cual se mantiene gracias a los potentes materiales que aíslan el calor. Este sistema es el más utilizado para generar la calefacción debido a la alta temperatura que obtiene.

Finalmente, tenemos un concentrador solar cuya energía genera simultáneamente electricidad y calor para el agua y calefacción. Es un poco más costoso que el resto de los sistemas, pero es el más eficiente de todos, en especial para instalaciones de gran envergadura.

Como puedes ver, la calefacción de agua caliente resulta ser un sistema eficiente, limpio y con alternativas de menor impacto para el medio ambiente, excelente razones para contemplarlo como opción para calentar nuestro hogar.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Otros sitios para visitar:

Calefacción por agua caliente

Calefacción y Agua Caliente: qué sistema elegir

Caldera de biomasa

Además el siguiente video:

Calentadores de Agua
26 votos
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos