Calefacción de gas
0 votos

Calefacción de gas

Hay muchos tipos de calefacción en el mercado actualmente. Todos ellos pueden adaptarse fácilmente a las necesidades de climatización de cada uno de los hogares, pero uno de los más demandados es el de la calefacción de gas. Un sistema que se divide a su vez en tres: el gasóleo, el gas natural y el gas propano. En este artículo queremos hablarte de estos tipos de calefacción para que los conozcas mejor y puedas elegir aquel que más te convenga.

Entre las distintas posibilidades que hay con respecto a una calefacción de gas el uso del gas natural siempre ha predominado, ya que se trata de uno de los sistemas más eficientes. Tienen un funcionamiento básico y un mantenimiento que prácticamente es nulo. Además, los nuevos sistemas están equipados con unas válvulas de seguridad que se cierran de forma automática si detectan cualquier escape de gas (este era hasta hoy uno de los problemas de las estufas que funcionaban con gas). Con estas mejoras, se está convirtiendo en uno de los sistemas más empleados, pero no solo por esto. Tiene además otras ventajas de las que te hablamos a continuación.

Una calefacción más ecológica y más económica

La calefacción de gas es uno de los métodos que más popularidad está alcanzando en la actualidad. Los calefactores más usuales y demandados son los que funcionan con gas natural: un combustible mucho más ecológico y que contamina en menor medida que si hablamos, por ejemplo, de una caldera y otros métodos similares. Asimismo, puede llegar a resultar un medio muy económico si se escoge un contrato combinado para el uso del gas en  otros aspectos del domicilio (agua caliente, cocina, etc.).

Más precisa

El termostato asociado a los calefactores de gas natural es mucho más preciso que los que podemos encontrar en otros aparatos como los eléctricos. Así, encontramos que la distribución del calor gracias a aquéllos es mucho más homogénea, rápida y fiable. Es otro de los motivos principales por el que muchas personas están desechando sus sistemas obsoletos y cambiando al gas natural.

Al contar con un termostato programable nos podremos ahorrar dinero también, ya que solo los programamos y serán ellos de forma automática quienes regularán la temperatura de la estancia. A modo de consejo debes saber que no es bueno graduarlos demasiado alto para que calienten tu casa más rápido, ya que no funcionan así, no conseguirás que se caliente más rápido, y sin que te des cuenta se mantendrá la calefacción encendida durante más tiempo desperdiciando así el gas.

Calefacción de gas propano

Otro tipo de calefactores de gas son los que emplean el propano. En este caso, es necesario contar con un depósito para almacenarlo; para mayor seguridad, lo recomendable es situarlo en la terraza, en un balcón o en un patio (si disponemos de él, por ejemplo en el caso de los chalets). Tiene una potencia mayor que el gas natural, aunque no puede utilizarse de manera tan versátil como éste. En contra de lo que se suele pensar, no existe demasiada diferencia económica entre ambos; la elección de uno u otro dependerá, en gran medida, del uso que vayamos a darle a lo largo del año.

Ya conoces mejor este tipo de calefacción. Como ves son todo ventajas, así que si estabas pensando en cambiar el sistema que tienes en casa esta es una buena opción. ¿Quieres saber cómo funciona este tipo de calefacción y dónde puedes instalarlo? Mira este vídeo:

[youtube CMPOkxo0lMA]

Te dejamos también estos otros artículos en los que encontrarás más información sobre otros sistemas de calefacción:

Suelo radiante refrescante

Calefacción de bajo consumo

Radiadores eléctricos

Calderas de gas

Imágenes: guiadedecoracion.net

Calefacción de gas
0 votos

Etiquetas : , , , , , , ,

Gracias por compartir :)

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sin Comentarios