Escrito por Tendenzias

Calderas de calefacción

A la hora de calentar nuestra casa tenemos varias opciones de climatización. Hay algunas más recomendables que otras por ser más eficaces, unas más modernas que otras, y algunas que son más económicas. De todo ello ya te hemos hablado en artículos anteriores. Pero hoy queremos hablarte de un sistema que pese a que es uno de los más antiguos aun hay hogares en los que sigue empleándose. Se trata de las calderas de calefacción. Si quieres saber más cosas sobre ellas no dudes en seguir leyendo.

La caldera es uno de los métodos más antiguos para calentar los hogares. Hoy en día, el auge de los sistemas centralizados o eléctricos la ha dejado en desuso, aunque todavía puede encontrarse como un vestigio de décadas anteriores. Asimismo, también se ha empleado durante mucho tiempo para disponer de agua caliente. Aun así son muchos los edificios, comunidades de vecinos e incluso hogares independientes en los que se viene utilizando este sistema. ¿Qué características tienen y qué tipos de calderas hay? A continuación te contamos todo esto.

Características de las calderas de calefacción

Estos aparatos de calefacción funcionan como intercambiadores de calor. El combustible se calienta en el recipiente destinado para ello (las calderas) y la energía resultante se distribuye por el sistema de tuberías hasta salir al exterior. Según el tipo de producto que empleemos, distinguimos varios tipos de caldera.

Tipos de calderas de calefacción

  • De combustible líquido: funciona con gasóleo o fuel. (Primera imagen)
  • De combustible gaseoso: se emplea gas natural o GLP, un tipo de gas específicamente derivado del petróleo.
  • De combustible sólido: en ellas se quema leña o carbón. (Tercera imagen)

En los dos primeros tipos tenemos el inconveniente de que, además de generar calor, las calderas también desprenden los gases sobrantes al aire. Si tenemos un aparato que funcione de alguna de dichas maneras debemos ser muy cuidadosos, puesto que un desperfecto o un uso descuidado puede provocar fugas letales. Este es uno de los principales motivos por los que este sistema cada vez se utiliza menos y está siendo sustituido por otros sistemas más modernos pero también más seguros.

Las calderas de combustible sólido suelen ser más seguras, aunque también deben contar con un punto de ventilación siempre cerca para evitar la condensación del humo resultante en la habitación.

Actualmente, existen calderas más modernas que funcionan con energía eléctrica. Su control es mucho más preciso, puesto que funcionan con un termostato, al igual que otros aparatos de la misma tecnología, y pueden programarse para limitar su tiempo de utilización. Así que si estás pensando en cambiar la instalación de calefacción de tu casa, quizás este tipo sea más rentable y mucho más fiable.

Ya conoces los tipos que hay y las características generales de las calderas de calefacción. Ahora solo te queda estudiar bien las posibilidades que tienes, y si realmente te merece la pena seguir conservando este sistema si es que lo tienes, o si deberías ponerlo. Como te hemos dicho, las calderas de calefacción se han utilizado durante muchos años y pese a que hay que tener especial cuidado con ellas no son peligrosas si no lo descuidas. De todas formas, conociendo como evoluciona el mercado y viendo el resto de opciones que hay debes pensar bien qué es lo que quieres y lo que necesitas.

Para que veas cómo debe ser el mantenimiento de este tipo de calderas, te dejamos este vídeo en el que te mostrarán todo lo que tienes que hacer para tener controlada la caldera:

Y como siempre te dejamos estos otros artículos en los que encontrarás más información sobre otros sistemas de calefacción. Échales un vistazo y compara entre unos y otros:

Suelo radiante refrescante

Calefacción de bajo consumo

Calefacción por biomasa

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Climatización

Imágenes: enerlid.es, ciecsagas.es, maderayfuego.es

Calderas de calefacción
36 votos
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos